“Javier Álvarez es tal vez el músico mexicano más interesante nacido en la década de los cincuenta. Una inteligencia musical alerta, reforzada por el dominio de una pluralidad de técnicas y una perspectiva ecléctica han dado por resultado una obra multifacética y vigorosa que presenta una evolución muy original.” (Yolanda Moreno Rivas – (La Composición en México en el Siglo XX, CONACULTA, México, DF. 1994).

Nacido en 1956 en la Ciudad de México, Javier Álvarez inicia sus estudios musicales en el Conservatorio Nacional de Música, donde estudia con Mario Lavista (composición) y Francisco Garduño (clarinete). En 1978, con diecisiete años de edad, obtiene su primer reconocimiento nacional, al ganar el Premio Sor Juana Inés de la Cruz, convocado por la Sociedad de Autores y Compositores de México con la obra Amor es Más Laberinto para orquesta, coro mixto y solistas, estrenada en 1979 por la Orquesta Sinfónica del Estado de México. En 1981, obtiene la Maestría en Teoría y Composición de la Universidad de Wisconsin en Milwaukee, haciéndose acreedor ese mismo año al Premio Lan Adomian convocado por la UNAM con la obra Tres Ranas contra reloj, para voz soprano y trío instrumental. Con apoyo del Consejo Británico, Álvarez continúa sus estudios superiores en el Royal College of Music en Londres, donde recibe el Premio Arthur Bliss, conferido por la Sociedad de Autores y Compositores de Gran Bretaña con la obra Trireme, un concierto para corno y orquesta.

De esos años de juventud datan los trabajos que le proyectarían a la escena internacional, notablemente la ya clásica Temazcal, obra para maracas y sonidos electroacústicos, reconocida como un referente imprescindible del repertorio mundial para percusión. Dicho aclamo propicia su ingreso en 1984 a la City University en Londres para realizar un doctorado bajo el copatrocinio de la Fundación Félix Mendelssohn, la Fundación Ralph Vaughn Williams y el London School of Economics. Esta investigación culmina en 1992 con una tesis doctoral en torno de la composición para instrumentos y las nuevas tecnologías, pesquisa que recibió los máximos honores otorgados por dicha universidad.

A partir de los años noventa, Álvarez se ha hecho acreedor a numerosas distinciones, incluyendo, entre otras, galardones de la Federación Internacional de Música Electroacústica (Francia), la British Broadcasting Corporation-BBC (Inglaterra) y el CONACULTA (México). Se destacan entre estos el prestigioso Prix Ars Electronica (Austria), obtenido en 1993 con la obra Mannam, para cítara y sonidos electroacústicos; la Medalla Mozart de Oro, recibida en 2000; su ingreso al Sistema Nacional de Creadores (1993, 1996, 2002 y 2012), y una nominación a los Premios Grammy en 2012. Desde 2005 es miembro Honorario de la Academia de Artes de México, y en 2013 le fue otorgado el Premio Nacional de Ciencias y Artes en reconocimiento a su trayectoria como creador y su contribución a la educación musical en México. Asimismo, en 2014, el Instituto Nacional de Bellas Artes le entregó la Medalla Bellas Artes.

Su creatividad musical ha abarcado géneros diversos a lo largo de su carrera: música de concierto, electroacústica, danza, multimedia y cine. En 1993 compuso la música para La Invención de Cronos, ópera prima del afamado cineasta mexicano Guillermo del Toro. Asimismo, en el campo de la multimedia, ha desarrollado proyectos en prestigiosos centros como el IRCAM (Institut de Recherche et Coordination Acoustique/Musique) y el GRM (Groupe de Récherche Musicale) ambos en Francia. De entre esos proyectos se destacan Cactus Geometries, obra acusmática estrenada en 2001, Mejor morir en la Selva, estrenada en 2017, y Mantis walk in Metal Space, para steel pan solista, ensamble instrumental y electroacústica, estrenada en el 2003 por el ensamble belga Ictus, en el Centro Georges Pompidou. Más recientemente, en el ámbito de la música de concierto, Radio Francia le encargó la composición de Jardines con Palmera, para percusión y orquesta; obra creada para la Orquesta Nacional de Francia y que dicha agrupación estrenara y grabara en 2012.

A la par de su carrera artística, Álvarez presenta una larga trayectoria académica; amén de numerosas conferencias y cursos impartidos a lo largo de tres décadas en México, notoriamente en el Centro Nacional de las Artes, la Escuela Nacional de Música (UNAM), la Universidad de Puebla y la Universidad Marista en Yucatán. Ha sido profesor en el Royal College of Music y en el Guildhall School of Music and Drama en Londres, catedrático en la Universidad de Hertfordshire y en la Musikhögskola en Malmo, Suecia. Por invitación del gobierno de Yucatán, regresó a México en 2004 para integrarse al diseño curricular de la naciente Escuela Superior de Artes de esa entidad, donde eventualmente fundó la Licenciatura en Artes Musicales y de la cual fue director y profesor hasta 2007. En Morelia, a su paso por el Conservatorio de las Rosas (2007-11), estuvo a cargo de la Cátedra de Composición y de su Consejo Académico. En demanda como profesor visitante, Javier Álvarez ha dictado cátedra, por mencionar algunas, en instituciones como el Conservatorio de París, City University en Londres, Universidad de Lanús en Argentina, Universidad de Costa Rica,  Universidad de Western Michigan y Houston University. En

2009 fue invitado por la Junta de Andalucía para dirigir la Cátedra Manuel de Falla en Cádiz; en 2013, visitó la Universidad de Chile, en Santiago, donde impartió un curso avanzado de composición a alumnos de posgrado, y en 2014 fue invitado distinguido de la Universidad de Houston.

Javier Álvarez se ha desempeñado como gestor cultural en diversas capacidades, tanto en México como en el extranjero; entre otras, como presidente de Sonic Arts Network (1989-91) –la sociedad británica de música electroacústica- y como director artístico de la Sociedad para la Promoción de la Música Nueva (1995-96), ambas en Inglaterra. Desde su regreso a México, en 2004, se ha desempeñado como director artístico del Foro Internacional de Música Nueva (2008-09), miembro de la Comisión de Artes del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (2008-12), director artístico del Festival de Música Contemporánea de Morelia (2007-11), miembro del Consejo Académico del Centro Mexicano para la Música y las Artes Sonoras (2007-13), rector del Conservatorio de las Rosas (2007-11) y consejero artístico del Festival de Música de Morelia (2009-presente).

Con cuatro décadas de práctica profesional ininterrumpida, Javier Álvarez goza hoy de amplio reconocimiento nacional e internacional, recibiendo numerosos encargos y estrenos en los festivales y ciclos más importantes del orbe. Su extenso catálogo es ejecutado por los más distinguidos solistas, agrupaciones y orquestas de México y el extranjero, en interpretaciones que se transmiten y escuchan frecuentemente por internet, radio y televisión internacional.