VI Programa 2016

 

Concierto I : 18 de diciembre, 10:30 am, Teatro Eugene O’Neill. San José, Costa Rica.

Concierto II : 19 de diciembre, 7:00 pm, Parroquia Inmaculada Concepción. Heredia, Costa Rica.

Solistas: Jesús Mozo Colmenero (España) | Acordeón, Camila Berg (Cuba) | viola, José María Piedra (Costa Rica) I Marimba

Director titular: Eddie Mora

Georgs Pelecis (Letonia| 1947)

  • Concerto giocoso para viola. Estreno Nacional

Marvin Camacho (Costa Rica| 1966)

  • Los caminos de Don Quijote. Estreno Mundial.

Vladislav Soifer, Arreglista (Rusia)

  • Melodias Heredianas. Estreno Mundial.

Ottorino Respighi (Italia  1879-1936)

  • Los pájaros para orquesta de cámara. Estreno Nacional.
VACIO
NOTAS AL PROGRAMA

Orquesta Sinfónica de Heredia
Temporada 2016
TEMPORADA: ALTERNATIVA SONORA | OSH XX | XXI
Ministerio de Cultura y Juventud (MCJ)
Municipalidad de Heredia
Asociación Sinfónica de Heredia (ASH)
Eddie Mora Bermúdez | director titular

PROGRAMA 

  1. Marvin Camacho (Costa Rica| 1966)
  • Concierto para acordeón solista, cuerdas y percusión. Estreno Mundial.

Laureado compositor nacional oriundo de Barva

Marvin Camacho Villegas nace en Barva de Heredia, Costa Rica, en 1966. Su formación musical en piano y composición la realiza en el Conservatorio de Castella y la Escuela de Artes Musicales de la Universidad de Costa Rica (UCR). Entre sus principales maestros se encuentran Roger Wesby, Mario Alfagüell, Luis Diego Herra, Bernal Flores, Benjamín Gutiérrez y Pilar Aguilar. Profesor Catedrático de la Universidad de Costa Rica, donde funge como Subdirector de la Escuela de Estudios Generales, Coordinador del Programa de Cursos Libres y Extensión Docente, y profesor de la Etapa Básica de Música de la Sede Regional del Atlántico. Asimismo, es Coordinador de Vida Estudiantil de la Universidad de Iberoamérica (UNIBE) y Presidente de la Asociación Sinfónica de Heredia. Ha sido reconocido con las distinciones Hijo Predilecto de los cantones de Turrialba y Barva.

Su obra ha sido premiada con diversos lauros: Premio Nacional de las Artes (1984), por su Meditación Bribrí para contrabajo solo; Premio Nacional en Composición Aquileo Echeverría (2007), por su Sinfonía n.° 2 “Humanidades”; Premio ACAM (2010), por su Sonata dall´ Inferno para piano; y Premio Nacional en Composición Aquileo Echeverría (2012), por su Concierto n.° 1 “Iniciático” para piano y orquesta.

Gran parte de su catálogo autoral se ha apreciado en países de América y Europa, incluso, en el Carnegie Hall de Nueva York y el Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México. Algunas de sus obras se han grabado en la serie Memoria Musical Costarricense Vols. I, II y III (Universidad de Costa Rica), en el disco Disparate y Locura (Universidad Nacional Autónoma de México–Universidad de Costa Rica), en el disco Reflexiones de Don Quijote (Universidad Autónoma de Madrid), y en los fonogramas Tiempos (Orquesta Sinfónica de Heredia) y Nosotros–Música de Cámara Costarricense (Universidad de Costa Rica). Su primer disco monográfico, Rituales y Leyendas, fue publicado en 2012 y recoge obras para diversas formaciones, interpretadas por músicos de varios países. En 2013 fue presentado su segundo monográfico, el álbum doble Salmos Cotidianos, con una selección de su obra sinfónica y sinfónico-coral. Su más reciente producción, Las memorias de Sibö, es un disco-libro que recrea la mitología indígena costarricense con interpretaciones del Quinteto de Maderas Kaltak y la narración del propio Camacho, presentado en noviembre de 2015.

Entre sus estrenos más destacados se encuentran:

 

. Las Cortes de Cádiz (Orquesta del Gran Teatro Manuel de Falla, España),

. Sinfonía n.° 1 “Cuadros Orquestales” (Orquesta Sinfónica de la Universidad Rey Juan Carlos, España)

. Sinfonía n.° 2 “Humanidades” (Orquesta del Conservatorio de Castella, Costa Rica)

. De profundis – Concierto para trío y orquesta (Trío Concertante–Orquesta Sinfónica de Heredia, Costa Rica)

. Poema Sinfónico “Un hombre llamado Don Quijote” para soprano y orquesta (Zamira Barquero–Orquesta Sinfónica de la Universidad de Costa Rica)

. Posludio para saxofón barítono y banda (Elmer Richmond – Banda de Conciertos de Cartago, Costa Rica)

. Canto a Wihtman para fagot y banda (Cindy Bolandi–Banda de la Universidad de Wisconsin y Banda de Conciertos de San José)

. Concierto n.° 1 “Iniciático” para piano y orquesta (Leonardo Gell–Orquesta Sinfónica de la Universidad de Costa Rica y Orquesta Sinfónica Nacional de Cuba)

. Cantata Salmos Cotidianos Stabat Mater (UCR Coral, Costa Rica)

. Te Deum y Poema (Coro Sinfónico Nacional y Orquesta Sinfónica Nacional de Costa Rica)

. Obertura y Habanera (Banda Sinfónica de la Fundación Carlos Gomes, Brasil)

. En el umbral para percusión y orquesta de cuerdas (Gustavo Ramos – Sinfonietta de la Universidad Autónoma de Nuevo León, México)

. Fantasía n.° 1 para piano y orquesta (Giuseppe Gil – Orquesta Sinfónica de la Academia Estatal de Vilnius, Lituania, y Orquesta Sinfónica de Kostromá, Rusia).

 

Acerca de su catálogo, composiciones y conferencias

En el año 2012, Camacho donó alrededor de cincuenta partituras de su catálogo al Archivo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, en Madrid, siendo el único compositor latinoamericano en resguardar su obra en esa prestigiosa institución. Asimismo, en noviembre de 2015, realizó la entrega oficial de todos sus manuscritos al Archivo Histórico Musical de la Universidad de Costa Rica, siendo el primer compositor costarricense en ofrecer en calidad de custodia su patrimonio original a dicha institución.

Sus composiciones Sonata dall´ Inferno (I. Allegro con fuocco), Quijotada No. 3 Nocturno fueron seleccionadas como obras impuestas en el I Concurso Internacional de Música Contemporánea La música de los últimos 100 años (Lituania, 2014); así como, De bosquejos y diabluras, le fue comisionada como obra impuesta en la categoría avanzada del VIII Concurso Internacional de Piano María Clara Cullell (Costa Rica, 2015).

Como conferencista y compositor, Marvin Camacho ha sido invitado por la Universidad de Valladolid, la Escuela Superior de Música de Cataluña, la Universidad Autónoma de Madrid, la Universidad Complutense de Madrid, la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, el Festival de La Habana de Música Contemporánea, la I Jornada Cultural Costarricense en Cuba, el Festival Leo Brouwer de Música de Cámara (Cuba), la Academia Estatal de Vilnius (Lituania), el Conservatorio Nacional de Música de México y el Seminario de Composición Musical (Costa Rica). Su música se ha interpretado además en el Festival Internacional de Música de Cádiz, Festival de Miami, Conferencia Internacional de Dobles Cañas (Nueva York), Festival Internacional de Música de Pará (Brasil), Festival Internacional de Música Académica Latinoamericana y Festival Música Clásica por los Caminos del Vino (Mendoza, Argentina).

Las quijotadas de Marvin Camacho

Los caminos de Don Quijote (Concierto para acordeón solista, cuerdas y percusión)

Al maestro Jesús Mozo en los caminos de la vida

A la maestra Begoña Lolo por sembrar en mi creación musical la magia de Cervantes

 

En el catálogo musical del compositor costarricense Marvin Camacho, podemos encontrar varias obras cuya temática gira en torno de la obra El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha, del novelista, poeta y dramaturgo español Miguel de Cervantes Saavedra. Sin embargo, esta temática reincidente en el compositor habla de su impacto con la obra cervantina y los estudios sobre esta que llegaran a él durante su participación como compositor y ponente en uno de los congresos de música Cervantina, llevados a cabo en Madrid y organizados por la Dra. Begoña Lolo, notable musicóloga española, desde la plataforma del quehacer académico de la Universidad Autónoma de Madrid. Obras como Las tres quijotadas de un hidalgo, La reflexión de Dulcinea, Un hombre llamado Don Quijote y, en este concierto, su obra de estreno mundial: Los caminos de Don Quijote.

En esta obra el compositor utiliza el acordeón como solista en convivencia con las cuerdas y la sección de percusión. La obra recurre a elementos de simplicidad sinfónica, consignándole al acordeón, básicamente, la narración musical de una historia que cada uno de los miembros del auditorio podrá recrear, según su visión del Quijote. Está dedicada al maestro y acordeonista español Jesús Mozo, quién ya había estrenado otra obra para acordeón y cuerdas de Camacho en Madrid y luego en CR, y a la maestra Begoña Lolo, musicóloga que ha influido sustancialmente en el compositor para la creación de su repertorio cervantino.

Los caminos de Don Quijote es una obra que nos invita a visualizar nuestros propios caminos de vida.

 

  1. Georgs Pelēcis (Letonia| 1947)
  • Concertino giocoso para viola y ensamble. Estreno Nacional.

 

Versado en música antigua sin desconocer el presente siglo

 

Oriundo de Riga, Letonia, Georgs Pelēcis nace en 1947. En 1970, se gradúa en la clase de composición del compositor armenio Aram Khachaturiam, en el Conservatorio Chaikovski de Moscú; y, en 1977, obtiene el doctorado en artes. Cursa estudios en Oxford y Cambridge. Desde 1990, Pelēcis es profesor de teoría de la fuga y el contrapunto, en la Academia Nacional de Música de su natal Letonia. Como musicólogo es autor de dos tesis sobre la música de Johannes Ockeghem (s. XV) y Giovanni Pierluigi de Palestrina (s. XVI). Asimismo, tiene publicados más de treinta artículos sobre temas de la música de la Edad media, Renacimiento, Barroco y sobre composiciones letonas.

 

 

 

 

 

Nueva música consonante eufónica como ideal armónico

 

Entre los principales rasgos de su música destacan: emociones positivas, alegría al momento de la interpretación, y contemplación hacia los ideales y aspiraciones humanas. Su lenguaje musical está basado en consonante claridad con la escala diatónica mayor y menor. Pelēcis manifiesta: “La música se escribe por una de dos razones principales, ya sea por proponer un ejercicio intelectual al oyente, o para propiciar un bien para la música. Me siento más cerca de la segunda posibilidad. Toda mi inspiración creadora emana de una suerte de país de la eufonía –buenos sonidos- como encarnación o espejo del ideal humano. La aspiración a ese ideal es tema central de mi producción musical”.

 

En la tonalidad musical de Georgs Pelēcis parece repercutir algún espíritu positivo sorprendente. Esta misma cualidad, cuya génesis ancestral puede ser encontrada en parte en la música renacentista y barroca, asimismo, de algún modo en la estética minimalista, brinda una fuerza espiritual a la producción creadora del compositor y trae a la música letona un ayer desconocido, un nuevo aliento y una actividad vibrante. De todas las clasificaciones de estilo que el mismo compositor y críticos de música han hecho de sus trabajos, la más precisa sería ‘nueva música consonante’, donde la eufonía es el ideal armónico. El compositor como persona y creador toma distancia del drama y la dualidad del alma. Su música no tiene nada en común con la estilización, aunque esto revela una profunda comprensión acerca del conocimiento de la música de culturas antiguas. El camino musical del compositor adquirió claridad desde los inicios de las años 70, cuando similares herramientas de creación (tanto la meta de crear nuevas obras como el léxico musical) entre los compositores de Letonia, en el momento, incluyendo la nueva generación, no se usaba un lenguaje estandarizado y se necesitaba una defensa honesta de los criterios de producción creadora.

 

Alegría en las notas musicales de Pelēcis

Concertino giocoso para viola y ensamble

 

Estrenado mundialmente el 28 de octubre de 2014, en Moscú, por el ensamble Nikolai Shachkov, el Concertino giocoso para viola y ensamble, del compositor letón, Georgs Pelēcis, deja escuchar de acuerdo con el carácter musical designado en el título de la obra, un aire jocoso, retozón que suena en modo dancístico, y que lentamente, hacia el final, va mostrando un pasaje de descanso, de reposo tras el ímpetu juguetón del inicio.

 

 

 

 

 

  1. Ottorino Respighi (Italia  1879-1936)
  • Los pájaros para orquesta de cámara. Estreno Nacional.

 

Hombre culto y sensorial con un corazón simple

Ottorino Respighi nace en Bolonia, Italia, en 1879, y fallece en Roma, en el año 1936. Compositor, director de orquesta y pianista italiano. A los ocho años empezó el estudio del violín, que prosiguió, junto con el de la viola, en 1891 en el Liceo Musical “G. B. Martini” de su ciudad natal. Luego, cursó composición, y a fines de 1900 presentó sus Variazioni sinfoniche. Este mismo año marchó a Rusia, donde permaneció cinco meses y conoció a Rimski-Korsakov, con quien recibió algunas clases que marcaron decididamente su estilo orquestal. Con el correr de esa década, trabajó activamente como intérprete y comenzó a interesarse en la música italiana del pasado más remoto.

Entre 1908 y 1909 estuvo en Berlín, donde absorbió mucho del rico ambiente musical, pero poco de las charlas de Max Bruch a las cuales asistió. Después de un periodo en Bolonia se estableció permanentemente en Roma en 1913, y fue nombrado profesor de composición en el Liceo de Santa Cecilia. En 1924 fue director de esta institución y renunció dos años después para dedicarse por completo a la composición. Durante la última década de su vida continuó enseñando y dirigiendo sus obras a ambos lados del Atlántico. También acompañaba en el piano a su esposa Elsa Olivieri-Sangiacomo, quien además de cantante era compositora y fue más tarde la autora de la biografía de Respighi.

Si bien no fue el principal compositor italiano de su generación, Respighi fue el más exitoso internacionalmente. Las innegables limitaciones de su arte se asocian a su personalidad. Él era un hombre de considerable cultura, pero de un corazón simple y casi infantil. Siempre fue muy receptivo a las impresiones visuales y, por ello, su obra tiende a ser más sensorial en carácter. La mayoría de sus obras tempranas demostraron pocos signos de su real naturaleza. Antes de 1910, estaba absorbiendo las influencias de varios compositores, desde Martucci y Sgambati hasta R. Strauss. Pero solamente unas canciones de aquellos años, como Nebbie, Nevicata y Stornellatrice, ya tienen la frescura e inevitables elementos personales. Su madurez aparece en una canción más extensa, Aretusa, mientras que en el terreno orquestal recién lo hace con la gran Sinfonía Dramática que aparece como un tributo a R. Strauss.

En 1916 completó su primer y mayor hito, Fuentes de Roma, en donde las influencias de R. Strauss y M. Ravel aparecen completamente asimiladas. Aquí, Respighi revela un total manejo de su talento y el perfecto conocimiento de sus limitaciones. Las posteriores obras siguieron un esquema parecido, aunque hay aspectos notables en Pinos de Roma, Tríptico Botticelliano Impresiones Brasileñas y Fiestas Romanas. En esas y otras partituras, Respighi buscó siempre nuevas posibilidades, pero dentro de la misma estética. En los años venideros surgió un creciente interés por elementos arcaicos, lo que se aprecia en el empleo de motivos gregorianos en Vitrales de Iglesia o en los arreglos de música antigua en las suites Antiguas Arias y Danzas. Tampoco deben olvidarse aquellas obras más sobrias y abstractas de esos años, que también revelan tales tendencias arcaicas, como el Concierto Gregoriano o el Concierto en Modo Misolidio. Quizás, el mejor ejemplo del empleo de material antiguo sea el oratorio Lauda per la Nativitá del Signore. Al final de su carrera, Respighi se fue interesando en la ópera y produjo obras mejor estructuradas en los planos pictórico o idílico que en lo dramático o apasionado. Notable es, sin embargo, la obra infantil La Bella Dormente nel Bosco, concebida originalmente para marionetas y, más tarde, adaptada para mimos infantiles acompañados por cantantes fuera del escenario.

Canto de los pájaros en la sonoridad musical

 

En 1927, Ottorino Respighi compone Los pájaros (Gli Uccelli). En esta obra, basada en la música de los siglos XVII y XVIII, Respighi intenta recrear el canto de los pájaros en la notación musical.

 

La obra consta de cinco movimientos:

  • Prelude (basado en la música de Bernardo Pasquini)
  • La Colomba (La paloma, basado en la música de Jacques de Gallot)
  • La gallina (La gallina, basado en la música de Jean-Philippe Rameau)
  • L’usignuolo (El ruiseñor, basado en la canción popular “Engels Nachtegaeltje”)
  • Il cucù (El cuco, basado en la música de Pasquini)

 

En la suite intervienen: tres flautas, oboe, dos clarinetes, dos fagotes, dos trompas (cornos franceses), dos trompetas, arpa, clave y cuerdas.

Descripción de su estructura musical | Características de la obra

El afecto de Respighi y su conocimiento de la música antigua, quedan ampliamente demostrados en sus tres suites de Aires y danzas antiguas. Los pájaros (1928) representa otro viaje al pasado en el que el compositor transforma cinco piezas características para teclado de los siglos XVII y XVIII en una genial suite para orquesta.

La orquestación de música antigua para teclado es una arriesgada empresa: el brillo, el timbre sin inflexiones de un instrumento como el clavicembalo, no puede ser adecuadamente expresado por la sonoridad orquestal. Sin embargo, sabiamente, Respighi no hace ningún intento por realizar tal trabajo difícil. En lugar de ello, usa el material prestado para explotar la fuerza innata de la orquesta, contando con el ingenio melódico centelleante del color instrumental, los contrastes rápidos de volumen y el tempo preciso. Si bien ninguno de los cinco movimientos transmite el quebradizo brillo de las piezas originales del clavicembalo, cada uno es gracioso, juguetón y modesto.

Después de un elegante Preludio, basado en una obra de Bernardo Pasquini, las aves a que hace referencia el título, aparecen de la siguiente manera: La paloma (tema de Jacques de Gallot), La gallina (original de Jean-Phillippe Rameau), El ruiseñor (basado en la canción popular “Engels Nachtegaeltje”) y, finalmente, El cucú (tema de Bernardo Pasquini). El Preludio como tema principal, retorna en varias formas a través de la suite, y la obra termina con una repetición de fragmentos melódicos de movimientos antiguos.

 

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

 

SOLISTAS

 

JESÚS MOZO-COLMENERO | ACORDEÓN (España)

 

Jesús Mozo-Colmenero es titulado superior de acordeón clásico con premio extraordinario fin de carrera en el Conservatorio Superior de Música de Donostia-San Sebastián. Realiza estudios de posgrado con Ángel Luís Castaño en el Conservatorio Superior de Música de Aragón y con Mika Vayrynen, profesor de la Academia Sibelius de Helsinki. Influyen en él profesores como M. A. Colmenero, Y. Otxotorena o M. Bikondoa. Amplía su formación con intérpretes como Stefan Hungson, Jean Luc-Manca, Jean Marc-Marroni, Kristof Olczak, Alberto Rosado o Patrick Busseuil. Obtiene el Diploma de Estudios Avanzados en Musicología en la Universidad Autónoma de Madrid por la investigación acerca del repertorio aplicado al acordeón en la música de cámara de 1850 a 1950.

 

Ha sido premiado en el Concurso Internacional de Acordeón de Cantabria (2001), Concurso Internacional de Interpretación Pedro Bote, de Badajoz (2002), Certamen Nacional de Acordeón (2004), y Torneo Internacional de Música en Zaragoza (2001).

 

En su actividad concertística, destacan en Madrid las siguientes salas: Auditorio Nacional, Auditorio Conde Duque, Centro para la Difusión de la Música Contemporánea, Teatro Monumental, Circulo de Bellas Artes, Teatros del Canal y Auditorio de la Universidad Carlos III.

 

Asimismo, ha actuado en el Auditorio de Zaragoza, Auditorio de la Diputación de Alicante y en el Auditorio Alfredo Kraus, de Gran Canaria. Ha intervenido en Festivales como Clásicos en Verano de la Comunidad de Madrid, Ciclo de Música de Cámara de la Orquesta Sinfónica de Radio Televisión Española, Ciclo de Música del Siglo XX en la Fundación Juan March, Festival de Música Contemporánea de Alicante 2011, Tempo Liszt 2011.

 

 

 

Ha ofrecido conciertos en Francia, Suiza e Italia, habiendo actuado ante su Santidad Juan Pablo II en Ciudad del Vaticano. En Costa Rica ha llevado a cabo una gira de conciertos, incluyendo actuaciones en la ciudad de San José, en el Teatro Eugene O`Neill, sede del Atlántico de la Universidad de Costa Rica en Turrialba-UCR, Colegio Panamericano y el Auditorio Abelardo Bonilla, en la sede central de la UCR.
Como solista ha tocado con la Orquesta de Cámara Andrés Segovia, Orquesta Bética Filarmónica de Sevilla, International Youth Orchestra, Camerata de Madrid, Orquesta de Cámara del Conservatorio de Castella (Costa Rica) y Albores Ensemble.

 

Además, colabora de manera habitual con la Orquesta Nacional de España (ONE), Orquesta Sinfónica de Radio Televisión Española (OSRTVE), Orquesta de Cadaqués, Orquesta de la Comunidad de Madrid (ORCAM) y Plural Ensemble. Ha sido dirigido por directores como Josep Pons, Adrian Leaper, Jaime Martín, Beat Furrer, Manuel Coves, Yoav Talmi, Nacho de Paz, Susan Campos, Fabián Panisello, Víctor Ambroa y Manuel Villuendas, entre otros.

 

En el ámbito de la música de cámara ha dado conciertos junto al Cuarteto Almus, Cuarteto de Cuerdas de Profesores de la OSRTVE, Cuarteto Diapente, Cuarteto Leonor, Cuarteto de Cuerdas de Profesores de la ORCAM.

 

Ha estrenado obras de compositores como Jesús. Rueda, José Zárate, Eneko Vadillo, Stefan Lienenkamper, David Mora, Jorge Taramasco, Eduardo Lorenzo, José Buenagu y Marvín Camacho, que le han valido elogios de la prensa especializada.

 

Ha grabado para Radio Clásica de Radio Nacional de España, Canal Sur Televisión y Telecinco. Para el sello Tañidos tiene editado el disco compacto a solo La noche transfigurada, con obras de Bach, Liszt, Taramasco, Solotarjow y Zubytsky. Recientemente ha dirigido y coordinado el disco compacto pedagógico Música para jóvenes acordeonistas, realizado junto a cuatro profesores de acordeón españoles.

 

Ha sido profesor en el Conservatorio Superior de Música de Murcia, Conservatorio Superior de Música de Aragón y en los conservatorios profesionales de Segovia y Murcia.

 

 

CAMILA BERG | VIOLA (Cuba)

Violista. Nace en La Habana, Cuba. Camila Berg realiza sus estudios de violín en la Escuela Nacional de Arte (ENA) y de viola en el Instituto Superior de Arte (ISA), ambos de Cuba. Obtiene en el concurso Jóvenes Talentos 2008, auspiciado por la Escuela Nacional de Arte (ENA), el segundo y tercer premio; posteriormente, el primer premio en el concurso Musicalia 2011, realizado en el Instituto Superior de Arte de la Habana (ISA).

 

Se ha presentado en varios festivales de música contemporánea de La Habana. Fue violista de la Camerata Romeu por varios años. Reside en Costa Rica desde el 2011, donde ha tocado con la Orquesta Sinfónica de Heredia, entre otras agrupaciones. En julio del 2014 formó parte de la gira por el Caribe con la Orquesta de las Américas (YOA). En la actualidad, es violista titular de la Orquesta Sinfónica Nacional de Costa Rica.

 

De su historial artístico, resaltan en la lista sus estudios en la ENA e ISA, su participación en muchas actividades en estas dos escuelas, realización de conciertos personales, también formó parte de la Orquesta de Cámara Profesional de Mujeres, y en la actualidad, además, pertenece al Cuarteto Hispano de Cuerdas de Costa Rica.

MÚSICOS
Violín I Erasmo Solerti
Violín I Caterina Tellini
Violín I Mariana Salas
Violín I Nancy Alvarado
Violín I Sara Miranda
Violín l Daniela Garner
Violín I Roger León
Violín I Johan Chapellín
Violín II Azeneth Loáisiga
Violín II Leonardo Perucci
Violín II Mauricio Campos
Violín II Carlos Vargas
Violín II Andrés Corrales
Violín II Fabricio Ramírez
Violín II Andrés Mendieta
Viola Solista Camila Berg
Violas Samuel Ramírez
Violas Elisa Hernández
Violas Jafeth Quesada
Violas Mario Sequeira
Violoncellos Cristian Guandique
Violoncellos Beatriz Meléndez
Violoncellos Blanca Guandique
Violoncellos Thiago Máximo
Violoncellos Gerald Mora
Violoncellos Guillermo Quirós
Contrabajos Alberto Moreno
Contrabajos José Saavedra
Contrabajos Daniel Mairena
Contrabajos Pedro García
Acordeón Solista Jesús Mozo
Arpa Georgina Hidalgo
Celesta Leonardo Gell
Flautín / Flauta Mario Velasco
Flauta Emmanuel La Fuente
Oboe Roslyn Cerdas
Oboe Raquel Arguedas
Clarinete bajo Sergio Delgado
Clarinete bajo Daniel Porras
Fagot Luis Diego Cruz
Fagot Bryan Valderrama
Corno francés Daniel Rivas
Corno francés Esteban Murillo
Trompeta Jonathan Arias Retana
Trompeta Nahum Leiva
Trombón Luis Lizano
Trombón Marisel Torres
Tuba Andrés Porras
Percusion Solista José María Piedra
Percusion Allan Vega
Percusion Andrés Barboza