V Programa 2015

 

13 de septiembre, 11:00 am Teatro Eugene O’Neill, San José, Costa Rica.

14 de septiembre, 7:00 pm Parroquia Inmaculada Concepción Heredia

Solistas: Erasmo Solerti (Costa Rica I violín) Cristian Guandique (El Salvador I violonchelo),  Leonardo Gell (Cuba I piano)

Director invitado: Igor Sarmientos (Guatemala) 

Jorge Sarmientos (Guatemala |1931 – 2012)

  • Música popular para Trío, Op. 53 (Sobre el tema popular guatemalteco “Luna de Xelajú”, 1986) – Estreno nacional.
  • Micro­Preludio Orquestal Op.65 (Orquestación del Preludio para Piano n. 4, 2003) – Estreno nacional.
  • Dos Piezas para Orquesta de Cuerdas (Dedicadas a la Orquesta Sinfónica de São Paulo e Igor Sarmientos, 1995) – Estreno nacional.

Igor Stravinsky (1882-1945 | Rusia)

  • Pulcinella (Suite).

Arnold Schönberg (1874-1951 | Austria)

  • Sinfonía de cámara para 15 instrumentos solistas, Op. 9.
VACIO
NOTAS AL PROGRAMA

Igor Sarmientos, director invitado
Eddie Mora, director artístico

Sobre la obra del maestro Jorge Sarmientos (1931 – 2012 | Guatemala)

Su obra prolífica -más de cien composiciones- incluye prácticamente toda la gama de música sinfónica. Entre sus composiciones sobresalen: Cinco estampas cackchiqueles -1953-, David y Betsabé -poema para orquesta-; Estampas del Popol Vuh, Estampas de Rabinal Achí, El Pájaro Blanco -las tres en ballet-; Concierto para marimba y orquesta, Oda a la libertad, Ofrenda y gratitud -terremoto de 1976-. También, destacan, Bolívar -oropoema sinfónico para coro, recitante y orquesta-, Diferencias para violonchelo y orquesta -concierto-, Sexteto n.° 2 para piano y vientos -su primera obra dodecafónica-, Cuarteto para cuerdas -1966-, Concierto para violín y orquesta -1971, Concierto para cinco timbales y orquesta y Tres cuadros rurales sinfónicos -sobre el poema Tecún Umán, de Miguel Ángel Asturias-, entre otras composiciones.

Suite de Pulcinella – Igor Stravinsky (1882 – 1971 | Rusia)

Sonidos del pasado con estilos modernos

Pulcinella es un ballet sobre temas de Giambatista Pergolesi, basado en una comedia musical italiana del siglo XVIII. Obra compuesta por Igor Stravinski entre 1919-1920 para los Ballet Rusos de Sergei Diaghilev. El bailarín Leonide Massine creó el libreto y la coreografía. El pintor Pablo Picasso hizo el diseño de los trajes y el decorado del escenario. Fue estrenada en París bajo la batuta de Ernest Ansermet en Mayo de 1920. La obra consta de dieciocho partes.

Comentario acerca de Pulcinella

Pulcinella representa un cambio radical en la trayectoria estilística de Stravinsky, en relación con su etapa primitivista. El autor vuelve su mirada hacia el pasado en busca de la claridad y serenidad clásica, iniciando una nueva etapa en su producción (la segunda) conocida como período neoclásico. De aquí en adelante, se empiezan a dar los continuos retornos hacia el pasado, buscando inspiración en la obra de Bach, Mozart, Haydn y otros autores.

El material musical lo toma prestado de algunos segmentos de la obra de Pergolesi, compositor italiano del siglo XVIII. La idea del compositor no es una vuelta al pasado para reproducirlo tal cual y tratar de revivirlo, como los anticuarios. Es por el contrario, usar estas fórmulas arcaicas y pasadas de moda, para ironizar sobre ellas y contrastarlas con los sonidos y ritmos modernos. Así pues, escuchamos una versión nueva del siglo XX, con acentos y sonoridades distintas, ritmos más pronunciados y algunos ostinatos.

Diaghilev quería un ballet basado en la Comedia del Arte del siglo XVIII y el mismo se dedicó a buscar los manuscritos de la música, supuestamente de Pergolessi, pero luego se ha demostrado que en realidad pertenecen a otros autores como Domenico Gallo, Carlo Ignazio Monza y, posiblemente, Alessandro Parisotti y Unico Wilhelm van Wassenaer. A petición de Diaghilev, Stravinski estudió los manuscritos, provenientes de las bibliotecas de Nápoles y Londres, y así nació un nuevo proyecto que conectaría la música moderna con la antigua. Stravinski tomó muchos temas prestados, los reescribió con instrumentación moderna, cambió algo de los ritmos y los acentos y así nació esta hermosa música.

El ballet está orquestado para una pequeña agrupación de cuerdas acompañada de un barítono, una soprano y un tenor. En 1922 compuso una suite con música del ballet, sin la parte cantada, la cual fue revisada en 1944. En 1925 compuso otra versión para violín y piano conocida cono La Suite Italiana.

Sinfonía de cámara para 15 instrumentos solistas, opus 9 – Arnold Schönberg (1874-1951 | Austria)

Contextualización histórica de la Sinfonía de cámara

La Sinfonía de cámara para 15 instrumentos solistas, opus 9 fue escrita en un período tradicionalmente conocido como el final de la belle époque; feliz en apariencia para quienes dormitaban bajo los últimos resplandores de un mundo abocado a la cadena de tragedias históricas que se desencadenarían a partir de 1914. Fue una época prodigiosa en avances tecnológicos, pero también convulsa por los estallidos revolucionarios que claramente anunciaban los grandes cambios sociopolíticos del siglo XX. En el terreno del pensamiento, aquel período refleja la crisis de la cultura europea y de una serie de valores que iban a desaparecer en las décadas siguientes. El lenguaje musical acusa esta crisis, anunciada por el exacerbamiento del cromatismo y el inicio de la disolución de la tonalidad que inicia con el Tristán e Isolda wagneriano, con toda la secuela de transformaciones operadas en las artes plásticas y en la literatura finisecular. El impresionismo pictórico y musical, el simbolismo poético, el cubismo y la abstracción son corrientes tan poderosas en su planteamiento como efímeras en su inmanencia temporal. En ese mundo crepuscular y a la vez auroral se produce en Viena, en torno a la figura de Arnold Schönberg, lo que el musicólogo Hans Keller describe como “la crisis de comunicación más crónica de la historia de la música y, posiblemente, de la historia del mundo”.

Esencia musical de la obra

La Sinfonía de Cámara, opus 9, compuesta en 1906, recibió su primera audición el 8 de febrero de 1907, en Viena, a cargo del Cuarteto Rosé y de un conjunto de instrumentistas de viento pertenecientes a la Orquesta Filarmónica de Viena. La partitura incide en varias características fundamentales del posterior método schönbergiano: texturas contrapuntísticas, intensificación del cromatismo, instrumentación para solistas y, sobre todo, aparición de un acorde de seis notas (sol, do, fa, si bemol, mi bemol, la bemol) que no es otra cosa, sino, una serie de cuartas producto de “una necesidad expresiva completamente diferente”. El carácter de ese acorde penetra completamente en la estructura armónica de la sinfonía, que posee una fascinante ambigüedad tonal. La utilización de ese acorde-tema impide la disociación de la armonía y de la melodía (estamos, por lo tanto, en el umbral del serialismo) a la vez que su empleo como tema en la entrada del corno inglés obedece ya al método de la serie. Las cuatro secciones en que se articula la sinfonía obedecen a un encadenamiento en el desarrollo de las ideas y de las estructuras. Es el sistema de Durchkomposition del que se sirviera Beethoven en sus últimas sonatas para piano.

Redacción: Gustavo Adolfo Segura Soto

MÚSICOS
Violín I Erasmo Solerti
Cristian Cruz
Caterina Tellini
Mariana Salas
Rulamán Vargas
Nancy Alvarado
Adriana Cordero
Violín II Azeneth Loáisiga
Sandra Ramírez
Carlos Vargas
Luissana Padilla
Leonardo Perucci
Fabricio Ramirez
Violas Jeffrey Chavarría
Samuel Ramirez
Elisa Hernández
Jafeth Quesada
Mario Sequeira
Violoncellos Cristian Guandique
Beatriz Melendez
Blanca Guandique
Gabriel Solano
Thiago Máximo
Contrabajos José Pablo Solís
Alberto Moreno
Jose Saavedra
Piano Kevin Sequeira
Piano solo Leonardo Gell
Flauta/Flautin Mario Velasco
Enmanuel La Fuente
Oboe Roslyn Cerdas
Raquel Arguedas
Clarinete requinto Daniel Porras
Clarinete en La Sergio Delgado
Clarinete Bajo (en Si) José Pablo Cruz Artavia
ContraFagot Bryan Valderrama
Fagot Brenda Bourillon
Corno Inglés Raquel Arguedas
Corno Francés Nelly Juárez Murillo
Esteban Murillo
Trompeta 1 José Manuel Loría Brenes
Trompeta 2 Jesús Campos
Trombón Luis Lizano
Percusión José María Piedra