III Programa 2014

 

Colegio de Compositores

Concierto I : 20 de julio, 11:00 am, Teatro Eugene O’Neill. San José, Costa Rica.

Concierto II : 21 de julio, 7:00 pm, Parroquia Inmaculada Concepción. Heredia, Costa Rica.

Solista: Erasmo Solerti (Costa Rica) | violín, Álvaro Bitrán (México) I violoncello, Cuarteto White (México)

Director Titular: Eddie Mora

Manuel de Elías (1939 / México)

  • Concertante para violín y orquesta

Alejandro Cardona (1959 / Costa Rica)

  • Concierto para violonchelo (Estreno mundial / obra comisionada por la OSH)

Juan Piñera (1949 / Cuba)

  • Apolón bajando las escalinatas

Eddie Mora (1965 / Costa Rica)

Concierto para cuarteto de cuerdas y percusión (Estreno mundial)

Marvin Camacho (1966 / Costa Rica)

  • Tercer Poema
VACIO
NOTAS AL PROGRAMA

Orquesta Sinfónica de Heredia
Temporada 2014 – III concierto
Ministerio de Cultura y Juventud
Asociación Sinfónica de Heredia

Municipalidad de Heredia
Temporada Tres Américas
México, Costa Rica y Cuba
En colaboración con el XIII SCM/2014 y EAMUCR/EMUNA
Eddie Mora Bermúdez, director titular 

Preludio

La Orquesta Sinfónica de Heredia (OSH), el Ministerio de Cultura y Juventud (MCJ), y la Municipalidad de Heredia, se complacen en ofrecer al culto público asistente, el tercer concierto de la temporada 2014, denominada Tres Américas. En esta ocasión, contaremos con la colaboración-coordinación del Colegio de Compositores y el XIII Seminario de Compositores Musicales, organizado por la Escuela de Artes Musicales de la Universidad de Costa Rica y la Escuela de Música de la Universidad Nacional.

La orquesta herediana abrirá el concierto con la obra Concertante para violín y orquesta, del compositor mexicano Manuel de Elías, con Erasmo Solerti como solista; seguidamente, en estreno mundial, escucharemos una obra comisionada por la OSH: Concierto para violonchelo y orquesta de cámara, subtitulado Cantos enterrados, del compositor costarricense Alejandro Cardona; luego, de la mayor de la Antillas, Cuba, nos llega Apolón bajando las escalinatas, del compositor Juan Piñera; como cuarta obra, tendremos el enorme privilegio de escuchar al Cuarteto José White, interpretando de Eddie Mora, en estreno mundial, el Concierto para cuarteto de cuerdas, subtitulado Plegaria; finalmente, del compositor nacional Marvin Camacho, el ensamble herediano interpretará Tercer poema, La voz de San Juan, obra comisionada por la OSH y que forma parte de un tríptico de poemas sinfónicos.

 PROGRAMACIÓN

  1. Manuel de Elías (1939 / México) ǀ Concertante para violín y orquesta
    Solista: Erasmo Solerti (Costa Rica)

Defensor de los sonidos tradicionales latinoamericanos

Manuel de Elías, compositor y director de orquesta nativo de la Ciudad de México, es el fundador y presidente del Colegio de Compositores Latinoamericanos de Música de Arte. Estudia piano y composición con su padre, Alfonso de Elías, y amplia sus conocimientos en el Conservatorio Nacional y en la Escuela de Música de la Universidad Nacional. Posteriormente, realiza cursos en los Estados Unidos y en Europa. Manuel Jorge de Elías Mondragón, nacido el 5 de junio de 1939, cuenta con más de 175 obras de los más variados géneros. Tiene una brillante carrera como director de orquesta, enfatizando en la música mexicana, latinoamericana y contemporánea, además del repertorio sinfónico tradicional. Fundador y director artístico de la Orquesta Sinfónica de Veracruz y de la Orquesta Filarmónica de Jalisco. Ha dirigido todas las orquestas profesionales de su país y ensambles sinfónicos de EE.UU., Europa y América Latina.

Catálogo heterogéneo de un versátil compositor

En una publicación de la página electrónica de la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM), se lee acerca de Manuel de Elías: “Con motivo de su septuagésimo aniversario y 55 años como compositor y director de orquesta, durante 2009 y parte de 2010, recibió numerosos homenajes dentro y fuera de su país. El 4 de octubre de 2009, le fue conferida la Medalla de Oro de Bellas Artes, y en noviembre de 2011, la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM), le otorgó el Reconocimiento Trayectoria”. De su catálogo sobresalen: Once Sonantes para orquesta, Concierto Coyoacanense para guitarra y orquesta, Concierto para violonchelo, Balada concertante para trombón, cuerdas y percusiones; Mictlán-Tlatelolco para orquesta de cuerdas, y la obra que escucharemos en este tercer concierto: Concertante para violín y orquesta, del año 1973.

Erasmo Solerti (solista)

Violinista cum laude en la academia musical

Erasmo Solerti Aguilar nace en San José en 1981. Su primer contacto con el violín se da en el Conservatorio de Castella. Luego, continúa en la Escuela de Artes Musicales de la Universidad de Costa Rica, donde obtiene la licenciatura en violín. Distinguido como Alumno de Honor de la Universidad de Costa Rica por su rendimiento artístico, y como Mejor Promedio de Grado y Posgrado por su excelencia académica. Ganador del Concurso Jóvenes Solistas de la OSN en el 2003. Alumno becado por la Youth Symphony Orchestra of the Americas (YOA). Miembro y solista de las orquestas del Conservatorio de Castella, OSUCR, Orquesta Sinfónica Juvenil y Orquesta Sinfónica Nacional, y fue concertino de la Orquesta Filarmónica de Costa Rica. Ha estado bajo la batuta de Claudio Abbado, Plácido Domingo y Gustavo Dudamel. Actualmente, es el concertino de la Orquesta Sinfónica de Heredia y produce el programa En primera fila, en Radio Universidad de Costa Rica.

  1. Alejandro Cardona (1959 / Costa Rica) ǀ Concierto para violonchelo y orquesta de cámara, Cantos enterrados.
    (Estreno mundial / obra comisionada por la OSH)
    Solista: Álvaro Bltrán (México)

 Mesoamérica y el Caribe señalan su camino musical

Alejandro Cardona, compositor y guitarrista costarricense, nacido en 1959, estudió composición con Luis Jorge González, León Kirchner, Ivan Tcherepnin y Curt Cacioppo. Se graduó en la Universidad de Harvard (EE.UU.). Radicó muchos años en México donde desarrolló investigaciones sobre música popular mesoamericana y caribeña. Su música ha sido interpretada y grabada por conjuntos de la talla del Cuarteto Latinoamericano, el Quinteto de Alientos de la Ciudad de México, el ONIX Ensamble, el cuarteto de guitarras Entrequatre (España), las Orquestas Sinfónicas Nacionales de Costa Rica, México y Colombia, y la Orquesta Simón Bolívar de Venezuela, etc. Ha sido tres veces Premio Nacional “Aquileo J. Echeverría” en Música. Desde 1986 trabaja en la Universidad Nacional de Costa Rica, en el Programa Identidad Cultural, Arte y Tecnología (ICAT) y en la Escuela de Música. Es miembro de número del Colegio de Compositores Latinoamericanos de Música de Arte, y miembro de la ACIMUS (Asociación de Cooperación Iberoamericana en la Música).

Del tejido musical emergen símbolos femeninos acuáticos

Alejandro Cardona nos introduce en su obra:

“La sociedad patriarcal ha demonizado sistemáticamente los símbolos femeninos. Nos encontramos (en mitos, canciones, discursos religiosos) con mujeres terribles, serpientes, sirenas, brujas, etc., relacionadas simbólicamente con el agua y lo subterráneo; amenazantes y, a la vez, atrayentes: son la “perdición de los hombres”, como dice La Petenera en sus versiones mexicanas y españolas”.

El compositor profundiza su explicación:

Cantos enterrados es una obra inspirada en estos personajes femeninos, y en ciertos sones veracruzanos en los que aparecen: La Petenera, La Lloroncita, La Bruja. Fragmentos de estos sones, todos relacionados con símbolos femeninos acuáticos (sobre todo la sirena), emergen del tejido musical como elementos sobrevivientes de un exilio forzoso o como resonancias de un mundo reprimido y enterrado (pero evocado con una mezcla de fascinación morbosa y espanto). La obra tiene cuatro movimientos: La Petenera (canto de la sirena); Son del marinerito encantado; La Lloronicita (resonancias), y Son de la bruja. (El primero conduce directamente al segundo, y entre los últimos dos hay una cadenza para el violonchelo.) La obra fue compuesta especialmente para el violonchelista mexicano Álvaro Bitrán y para la Orquesta Sinfónica de Heredia”.

La sirena se embarcó
en un buque de madera
como el viento le faltó
no pudo llegar a tierra
y a medio mar se quedó
cantando la Petenera.

Trío Xicontepec, Veracruz.

La Petenera señores
no hay quien la sepa cantar
solo los marineros
que navegan en la mar
han oído a la sirena
la Petenera cantar.

La Petenera, Huasteca veracruzana.

¡Ay de mí, Llorona
pero déjame llorar!
¡Ay de mí, Llorona
pero déjame llorar,
a ver si llorando puede
mi corazón descansar
a ver si llorando puede
mi corazón descansar!

La lloroncita, Veracruz.

¡Ay, me espantó una mujer
en medio del mar salado,
en medio del mar salado!
¡Ay, me espantó una mujer, ay mamá!
Porque no quería creer
lo que otros me habían contado,
lo de arriba era mujer
y lo de abajo pescado, ¡ay mamá!
La bruja, Veracruz.

Miembro fundador del prestigioso Cuarteto Latinoamericano

Alvaro Bitrán es un destacado violonchelista nacido en Chile y naturalizado mexicano. Discípulo de Janos Starker. Actualmente, trabaja en el Cuarteto Latinoamericano, Escuela Nacional de Música UNAM, Escuela de Música Vida y Movimiento y en el Centro Cultural Ollin Yoliztli; anteriormente, laboró en el Conservatorio Nacional de Música de México. Álvaro Bitrán ha tocado con prestigiosas orquestas de Latinoamérica, Estados Unidos y Canadá, como la Filarmónica de la Ciudad de México, OFUNAM y Orquesta Sinfónica Nacional de México; la Orquesta Simón Bolívar de Venezuela, la Dallas Symphony, Los Angeles Philarmonic, y la Seattle Symphony, así como la National Arts Center Orchestra, de Canadá. En 1982 fundó el Cuarteto Latinoamericano, grupo que ha recibido numerosos reconocimientos en México y en el extranjero, y que goza hoy de una prestigiosa imagen internacional.

  1. Juan Piñera (1949 / Cuba) ǀ Apolón bajando las escalinatas

Heredero de renombrados músicos cubanos

Juan Manuel Piñera Infante es un compositor y pianista cubano, que nace el 18 de enero de 1949, en La Habana. Heredero de reconocidos compositores cubanos como Juan Blanco, Carlos Fariñas y Leo Brouwer, Inicia sus estudios de piano en 1965 con César Pérez Sentenat, y los continúa en 1967 en el Conservatorio Alejandro García Caturla. En 1968 ingresa en la Escuela Nacional de Música (Cubanacán). Ese mismo año estudia con la pianista polaca Halina Czerny-Stefanska las obras de Federico Chopin y Alexander Scriabin. En 1972 concluye sus estudios de nivel medio en la Escuela Nacional de Música. Luego, estudia composición con José Ardévol y Enrique Bellver, y concluye en el Instituto Superior de Arte. Juan Piñera ha experimentado en su trabajo con la música electroacústica.

Modernismo musical en la escalinata de Apolo

La obra Apolón bajando las escalinatas (Apolo en la escalinata), forma parte de una música incidental para cine, escrita sobre la vida de un personaje famoso en la Cuba de los años 30-40. El lenguaje musical que utiliza Piñera está relacionado con la época modernista que retrata el filme. Según los especialistas, se entiende por música modernista, aquella compuesta entre 1910 y 1975, aproximadamente, basada en los valores filosóficos y estéticos del Modernismo, que tiene como principio fundamental la ruptura con la tradición y la permanente innovación, y se encuentra estrechamente ligada a las vanguardias artísticas. Al igual que el Modernismo en literatura, el musical implica una ruptura con los excesos del Romanticismo. Siendo el siglo XX una época de cambios sociales y tecnológicos, el arte debía adoptar y desarrollar esos principios como fundamentos estéticos. Técnicamente hablando, el modernismo musical presenta tres características principales que lo diferencia de los períodos anteriores:

  • La expansión o abandono de la tonalidad
  • El uso de las técnicas extendidas
  • La incorporación de sonidos y ruidos novedosos en la composición
  1. Eddie Mora (1965 / Costa Rica) ǀ Concierto para cuarteto de cuerdas y percusión, Plegaria (Estreno mundial)Solistas: Cuarteto White (México)

En el podio de dos orquestas, compositor, decano y docente

A los 23 días del mes de febrero de 1965, nace Eddie Mora Bermúdez, violinista, docente, compositor, director de orquesta, decano y catedrático. Mora adquiere sus primeros conocimientos musicales en el Conservatorio de Castella, y los continúa en la Escuela de Artes Musicales de la Universidad de Costa Rica y en el Conservatorio Chaikovski, de Moscú, donde obtiene la Licenciatura en Música con especialidad en violín, y la Maestría en Música. Desde el 2002 es el director del Seminario de Composición Musical, que se realiza en la Escuela de Artes Musicales de la UCR. Ha ganado los premios Aquileo J. Echeverría, Áncora en composición musical y ACAM. Sus obras han sido interpretadas por agrupaciones como: Trombones de Costa Rica, Quinteto Miravalles, Cuarteto Phoenix, Ensamble Contemporáneo Universitario, Orquesta Sinfónica Nacional, Orquesta Sinfónica de Heredia, Cuarteto Latinoamericano, Cuarteto de los Países Bajos, Orquesta Sinfónica de Iowa, entre otras. Su música está registrada en diversos discos compactos. Actualmente, es el decano de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Costa Rica, director residente de la Orquesta Sinfónica Nacional, y productor del programa Resonancias, en Radio Universidad de Costa Rica. Desde el 2003 es el director artístico de la Orquesta Sinfónica de Heredia.

Música que invita a mirar hacia el centro de uno mismo

El Concierto para cuarteto de cuerdas y percusión, Plegaria, del compositor nacional Eddie Mora, es una obra escrita para cuarteto de cuerdas (como solista) acompañado por una orquesta de cuerdas y percusión, que será interpretada por la OSH en estreno mundial. En esta pieza, Mora se acerca a la tendencia artística llamada “nueva simplicidad”, que significa: expresar el contenido profundo e íntimo con la utilización de las simples herramientas del lenguaje musical. El subtítulo Plegaria, invita a la reflexión en y hacia las profundidades del humano, señala la investigadora E. Chatski.

Labores didácticas al unísono con las musicales

El Cuarteto José White, fundado en 1998, es considerado uno de los cuartetos de cuerdas más importantes de México. Este ensamble de cámara ha realizado giras de conciertos por los Estados Unidos, Europa, Canadá y América Latina, y se han presentado como solistas al frente de la Orquesta Filarmónica de Minería, Orquesta Sinfónica de Aguascalientes, Orquesta Filarmónica de Zacatecas, Orquesta Filarmónica de la UACH y la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México. Su variado repertorio va desde los tradicionales cuartetos “clásicos” de cuerdas, hasta los cuartetos mexicanos y latinoamericanos de siglos anteriores, pasando por los de creadores contemporáneos de Latinoamérica. Hoy en día, el Cuarteto White hace una gran labor en el ámbito pedagógico, realizando conciertos didácticos, impartiendo talleres de música de cámara y conferencias para realzar la música contemporánea de lenguajes vanguardistas. Ha desarrollado, gracias al apoyo del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, un concurso, que fomenta la composición de obras para cuarteto de cuerdas.

  1. Marvin Camacho (1966 / Costa Rica) ǀ Tercer Poema- La voz de San Juan

Un barveño con una sólida formación académica

Marvin Camacho Villegas nace en Barva, Heredia, Costa Rica, en 1966. Su formación musical la inicia en el Conservatorio Castella. A los quince años ofrece su primer recital de composición con música de cámara; dos años más tarde, en el Teatro Nacional estrena su obra para piano Cuando muere el Sol. Sus estudios universitarios en composición musical los inicia con Roger Wesby y Mario Alfagüel. Después se incorpora a la Escuela de Artes Musicales de la Universidad de Costa Rica, para estudiar composición musical, bajo la tutoría de Luis Diego Herra, Bernal Flores, Benjamín Gutiérrez y Pilar Aguilar. Su labor docente incluye la coordinación de Cursos Libres de la Universidad de Costa Rica, y la coordinación cultural de la UNIBE (Universidad de Iberoamérica). A Camacho se le ha reconocido su obra musical con el Premio Nacional de las Artes 1984, del Ministerio de Cultura, por su Meditación bribrí; con el Premio Nacional de composición Aquileo J. Echeverría 2007, por su Sinfonía n.° 2, Humanidades, y con el Premio ACAM 2010, por su Sonata para piano, Dal Inferno.

Dibujos musicales de Juan el Bautista y Juan el Evangelista

Con este poema sinfónico se cierra el tríptico de poemas compuestos por el compositor en los últimos dos años. Es una obra cargada, en algunos momentos, de un claro expresionismo, que recurre a melodías y armonías de gran cromatismo sonoro. La obra se construye a partir de dos personajes del Nuevo Testamento: Juan el Bautista, que simboliza el agua, y Juan el Evangelista, que evoca el fuego. La voz de San Juan convoca, una vez más, al carácter reflexivo de los dos poemas que le anteceden, con la variante de un planteamiento estético que hace uso del concepto místico que reviste cada uno de los personajes bíblicos. Estructuralmente es una obra simple y que busca dibujar a través del sonido a dos personajes vitales del Nuevo Testamento.  El compositor utiliza una serie de efectos propios de la técnica extendida y subraya vigorosamente el recurso melódico como parte fundamental de esta obra.

Notas al programa por Gustavo Adolfo Segura Soto

MÚSICOS
Violín I Erasmo Solerti
Adriana Cordero
Cristian Cruz
Caterina Tellini
Mariana Salas
Guillermo Salas
Grace Marín Aguilar
Violín II Azeneth Loáisiga
José Pablo Ocampo
Andrei Valerín
Carlos Vargas
Sandra Ramírez
Luissana Padilla
Violas Jeffrey Chavarría
Elisa Hernández
Mario Sequeira
Moisés Gómez
Jafeth Quesada
Violoncellos Cristian Guandique
Beatriz Meléndez
Blanca Guandique
Gabriel Solano
Gerson Campo
Thiago Máximo Bezerra
Contrabajos José Pablo Solís
Alberto Jara
Alberto Moreno
Arpa Georgina Hidalgo
Piano Gabriela Calderón
Flautas Mario Velasco
Daniel Madrigal
Oboes Roslyn Cerdas
Isaac Alfaro*
Clarinetes Luis Adolfo Víquez
Sergio Delgado
Fagotes Giuliana Carfagnini
Brenda Bourillon
Cornos Nelly Juárez
Esteban Murillo Brenes
Andrés Sánchez
Daniel León
Trompetas Fabián Mata
José Manuel Loría
Trombones Luis Lizano
Maricel Torres
Tuba Andrés Porras
Percusión Allan Vega
Andrés Barboza
Juanmanuel López
José María Piedra
Sebastian Bonilla