II Programa 2015

 

Concierto I : 29 de marzo, 11:00 am, Teatro Eugene O´Neill, San José, Costa Rica

Concierto II : 31 de marzo, 11:00 am, Parroquia Inmaculada Concepción, Heredia, Costa Rica

Presentación VI disco compacto “Voces”

Solistas: Cuauhtémoc Rivera (México)| violín, Josué Jiménez (Costa Rica)| vibráfono, Erasmo Solerti (Costa Rica)| violín, Quinteto de Alientos de la Ciudad de México

Director: Eddie Mora

Georgs Pelecis (1947 | Letonia)

  • “Jazmín en flor” para violín y cuerdas (Estreno nacional).

Manuel Enríquez (1926 – 1994 | México) –

  • Concerto Grosso, para dos violines, cémbalo y cuerdas

Eddie Mora (1965 | Costa Rica) ­

  • Monólogo para violín y orquesta (Estreno mundial).

Eugenio Toussaint (1954 – 2011 | México)  

  • Concertino para quinteto de alientos y orquesta (Estreno nacional).

Carlos Chávez (1899 – 1978 | México)

  • Sinfonía India
VACIO
NOTAS AL PROGRAMA

La Orquesta Sinfónica de Heredia (OSH), el Ministerio de Cultura y Juventud (MCJ), y la Municipalidad de Heredia, se complacen en presentar al fiel público asistente, el segundo concierto de la temporada 2015 de la Orquesta Sinfónica de Heredia, que corresponde a la presentación del VI disco compacto de la OSH, titulado Voces. MÚSICA VIVA | OSH 20/21 es el nombre de la propuesta musical, que consiste en sumar al repertorio de América Latina que nos ha caracterizado estos años, obras de compositores de distintas latitudes del orbe, compuestas en el siglo XX y lo que llevamos del XXI. Cabe resaltar, la incorporación en la programación anual, la obra de tres compositoras y algunas composiciones especialmente creadas para la OSH.

El concierto lo abre, en gran estreno nacional, la composición titulada Blossoming Jazmine (Florecimiento del jazmín) para violín y cuerdas, del compositor originario de Letonia, Georgs Pelecis, que tendrá como solistas al mexicano Cuauhtémoc Rivera en el violín, y al costarricense Josué Jiménez en el vibráfono. Seguidamente, del compositor mexicano Manuel Enríquez, el ensamble herediano interpretará, Concerto Grossopara dos violinescémbalo y cuerdas, con la participación solista en los violines, de Cuauhtémoc Rivera y Erasmo Solerti, mexicano y costarricense, respectivamente. El tercer trabajo musical que escucharemos será del costarricense Eddie Mora, Monólogo para violín y orquesta de cámara, en estreno mundial, interpretado por Cuauhtémoc Rivera. La cuarta obra que ejecutará la OSH será el Concertinopara quinteto de vientos y orquesta, del compositor mexicano Eugenio Toussaint, en estreno nacional y será interpretado por el Quinteto de Alientos de México. Para finalizar, el distinguido público asistente tendrá la dicha de escuchar la Sinfonía India, del compositor mexicano Carlos Chávez.

Jazmín en flor para violín y cuerdas

Compositor: Georgs Pelecis (1947- Letonia) – Solistas: Cuauhtémoc Rivera (México), violín | Josué Jiménez (Costa Rica), vibráfono – Estreno nacional

Versado en música antigua sin desconocer el presente siglo

Oriundo de Riga, Letonia, Georgs Pelecis nace en 1947. En 1970, se gradúa en la clase de composición del compositor armenio Aram Khachaturiam, en el Conservatorio Chaikovski de Moscú; y, en 1977, obtiene el doctorado en artes. Cursa estudios en Oxford y Cambridge. Desde 1990, Pelecis es profesor de teoría de la fuga y el contrapunto, en la Academia Nacional de Música de su natal Letonia. Como musicólogo es autor de dos tesis sobre la música de Johannes Ockeghem (s. XV) y Giovanni Pierluigi de Palestrina (s. XVI). Asimismo, tiene publicados más de treinta artículos sobre temas de la música de la Edad media, Renacimiento, Barroco y sobre composiciones letonas.

Altos ideales humanos como fuente creadora

Entre los principales rasgos de su música destacan: emociones positivas, alegría al momento de la interpretación, y contemplación hacia los ideales y aspiraciones humanas. Su lenguaje musical está basado en consonante claridad con la escala diatónica mayor y menor. Pelecis manifiesta: “La música se escribe por una de dos razones principales, ya sea por proponer un ejercicio intelectual al oyente, o para propiciar un bien para la música. Me siento más cerca de la segunda posibilidad. Toda mi inspiración creadora emana de una suerte de país de la eufonía –buenos sonidos- como encarnación o espejo del ideal humano. La aspiración a ese ideal es tema central de mi producción musical”.

Los solistas

Acerca de Cuauthémoc Rivera, el diario El Universal de México reseñó: “Cuauthémoc Rivera Guzmán proviene de una familia de amantes del violín. Sus padres fueron médicos de profesión y aficionados a la música. A los cinco años ya le arrancaba notas al violín. Luego de tomar clases con maestros como Vladimir Vulfman, a los diecisiete años obtuvo una beca del INBA para estudiar en el Conservatorio Chaikosvski de Moscú. Ahí permaneció durante ocho años. En 1989, con veinticuatro años, Cuauthémoc Rivera regresó a nuestro país convertido en el primer violinista mexicano egresado con altas distinciones del renombrado Conservatorio Chaikovski. Hoy es uno de los solistas más requeridos en los escenarios del país. Ha tocado prácticamente con todas las orquestas de México. Hace dos años (2002) Cuauthémoc fundó el grupo Formas, integrado por jóvenes interesados en la música (…)”.

Josué Jiménez Camacho, por su parte, nace en Pérez Zeledón, en junio de 1988. En el 2004 comienza sus estudios en la Escuela de Música Sinfónica. En el 2006, es aceptado en el Instituto Nacional de la Música, donde obtiene su diploma en percusión. Actualmente, es estudiante de posgrado de esta misma institución.  Ha participado como solista con la Orquesta Sinfónica Juvenil y la Orquesta Sinfónica Nacional de Costa Rica. También ha sido músico extra de la Orquesta Sinfónica Nacional, la Orquesta de la Universidad de Costa Rica y la Orquesta Filarmónica. En la actualidad es miembro activo de la Orquesta Sinfónica de Heredia. Josué Jiménez ha participado en campamentos internacionales de música en Nicaragua, Colombia, Brasil, Chile y los Estados Unidos.

Concerto grosso para dos violines, clavicémbalo y cuerdas

Compositor: Manuel Enríquez (México /1926-1994) – Solistas: Cuauthémoc Rivera (México) y Erasmo Solerti (Costa Rica)

Figura señera de la segunda mitad del siglo XX

Manuel Enríquez nació en Ocotlán, Jalisco, el 17 de junio de 1926, y falleció el 26 de abril de 1994 en la capital azteca. Su vocación musical proviene de una familia donde la práctica musical era asunto cotidiano. Su aprendizaje del violín primero se da con su padre y, luego, en Guadalajara, en la academia de Áurea Coron. Más tarde, en la ciudad de Morelia, recibe las enseñanzas de Miguel Bernal Jiménez. Años después, evocaría al gran músico moreliano:”Con él logré el acercamiento hacia el conocimiento profundo, fácil, verdadero y duradero de la técnica y práctica de los compositores. Él puso en mis manos y de una manera simple, el medio para aprender el oficio de componer”. De entonces datan sus primeros trabajos: Suite para violín y piano, y Dos canciones para voz y piano. En 1955 fue becado por la Juilliard School of Music de Nueva York. En 1971 recibió la beca Guggenheim, cuando ya era un compositor consumado en el medio musical mexicano. En el Centro de Música Electrónica de la Universidad de Columbia, Princeton, experimenta con los medios electrónicos y estudia los nuevos recursos que brinda la tecnología contemporánea.

Del nacionalismo a la vanguardia musical mexicana

El violinista, pedagogo y compositor Manuel Enríquez, representa la ruptura con el nacionalismo en México y la apertura definitiva a la vanguardia musical. En los albores de su vida como compositor, mostró influencia de Paul Hindemith, evidente en su Suite para violín y piano, y en su Concierto para violín y orquesta. Tales composiciones están construidas en un lenguaje politonal, en formas tradicionales; no así Sinfonía II y Obertura lírica, en las que se observa una evolución hacia la atonalidad y el serialismo selectivo, así como estructuras formales de mayor libertad. Desde 1964 trabajó con técnicas aleatorias. Fue uno de los primeros compositores mexicanos que incursionaron con éxito en la música electroacústica. Sus obras para conjuntos de cámara y solos instrumentales suscitaron comentarios favorables en diversas partes del mundo; sin embargo, sus obras sinfónicas TrayectoriasRitual y Raíces, son consideradas como tres de las piezas más representativas de su catálogo “maduro”. Igual sucede con sus cinco cuartetos de cuerda, que sintetizan su lenguaje expresivo característico, y que forman parte del repertorio mejor acabado y más auténtico en la música de cámara mexicana contemporánea.

Solistas

Cuauthémoc Rivera (México-violín) Ver reseña en la primera obra del programa.

Erasmo Solerti (Costa Rica-violín)

Erasmo Solerti Aguilar es un joven violinista y docente que nace en San José en 1981. Su primer contacto con la música se da en el Conservatorio de Castella. Más tarde, continúa sus estudios en la Escuela de Artes Musicales de la Universidad de Costa Rica, donde obtiene la licenciatura en Música con énfasis en Violín. Es premiado con el primer lugar en el Concurso Jóvenes Solistas 2003 de la Orquesta Sinfónica Nacional. Solerti ha estado bajo la batuta de grandes directores como Claudio Abbado, Plácido Domingo y Gustavo Dudamel. Miembro y solista de las orquestas del Conservatorio de Castella, UCR, Sinfónica Juvenil y OSN, y por tres años consecutivos, fue concertino de la Orquesta Filarmónica de Costa Rica. Actualmente, es el concertino de la Orquesta Sinfónica de Heredia y produce el programa En primera fila, en Radio Universidad de Costa Rica.

Monólogo para violín y orquesta de cámara

Compositor: Eddie Mora (Costa Rica/1965) – Solista: Cuauthémoc Rivera (México) – Estreno mundial

Prolijo catálogo en las salas de conciertos y en los estudios de grabación

Director Artístico de la Orquesta Sinfónica de Heredia. Director Residente de la Orquesta Sinfónica Nacional de Costa Rica. Miembro de Número del Colegio de Compositores Latinoamericanos de Música de Arte. Fundador del Instituto de Investigaciones en Arte y del Seminario de Composición Musical. Profesor en la Escuela de Artes Musicales y Decano de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Costa Rica.

Nominado a los Premios Grammy Latino 2014 en la categoría – MEJOR ÁLBUM DE MÚSICA CLÁSICA – en la cual participó como director musical y compositor de una de las obras en la producción discográfica – MÚSICA DE COMPOSITORES COSTARRICENSES  – Vol. I – con la Orquesta Sinfónica Nacional de Costa Rica.

Como compositor ha sido reconocido en varias ocasiones con el Premio Nacional en Composición Aquileo J. Echeverría, Premio ACAM (Asociación de Compositores y Autores Musicales) de Costa Rica y Premio Musical Áncora (La Nación).

Ha dirigido agrupaciones tales como la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico, la Orquesta de Cámara de Bellas Artes | México (OCBA), la Orquesta de la Radio y Televisión Rusa | Moscú y la Orquesta Sinfónica de la Universidad de Guanajuato | México (OSUG).

Egresado del Conservatorio Chaikovski de Moscú, inició sus estudios musicales en el Conservatorio Castella y en la Escuela de Artes Musicales de la Universidad de Costa Rica.

Tercera pieza de un tríptico musical

Esta obra, se suma junto a Plegaria (2014) y Caminos de piedra (2012) a la serie de composiciones de carácter introspectivo, en un discurso en solitario de un personaje central en su trama íntima. En Plegaria fue un cuarteto de cuerdas, en Caminos de piedra el piano y en Monólogo (2015) el rol recae sobre el violín, cuya voz se asoma en un entorno sonoro propiciado por la expresividad tímbrica de la amalgama de los instrumentos de la orquesta. En esta ocasión, las preguntas planteadas al inicio y desarrollo de la pieza parecen tener una sentencia en los instantes finales. La atmósfera de re mayor (acorde usualmente vibrante) acapara el espacio sonoro, que se desvanece con los instrumentos de percusión entre las notas lánguidas del violín.

Solista

Cuauthémoc Rivera (México-violín). Ver reseña en la primera obra del programa.

Concertino para quinteto de alientos, orquesta de cuerdas y percusiones

Compositor: Eugenio Toussaint (1954 –2011 | México) – Solistas: Quinteto de Alientos de la Ciudad de México – Estreno Nacional

Figura trascendental en la música académica y jazzística mexicana

Eugenio Toussaint nace en la Ciudad de México, el 9 de octubre de 1954, y fallece en la misma urbe azteca, el 8 de febrero de 2011. Músico autodidacta, comenzó su carrera profesional en 1972 como pianista del grupo Odradek. En 1974 realizó estudios en forma privada de armonía para piano con Jorge Pérez Herrera,y de técnica pianística conNéstor CastañedaA finales de 1976 fundó Sacbé, junto con sus hermanos Enrique y Fernando, una de las agrupaciones más importantes en la historia del jazz mexicano. En 1979 emigró a los Estados Unidos. Estudió orquestación con Albert Harris. Trabajó con el trompetista Herb Alpert y con el cantante Paul Anka de quien fue director musical.En 1986 regresó a México donde se estableció para consagrarse a la carrera de compositor. En 1989, el Sindicato Único de Trabajadores de la Música le otorgó la Lira de Oro, máximo reconocimiento brindado por este gremio. Desde 1990 hasta 1991, estudió técnica pianística con Leopoldo Gonzálezy, en 1996, recibió clases magistrales con Lucas FossJohn CoriglianoMario LavistayRoberto Sierra.

Eugenio Toussaint: “1997 es el año más importante de mi carrera”

El Concertino para quinteto de alientos,orquesta de cuerda y percusiones fue estrenado por la Orquesta Filarmónica de la UNAM, en el año 1997, durante la temporada anual de conciertos, en la Sala Nezahualcóyotl, de la Ciudad de México. Dicha obra fue una comisión de la OFUNAM, y fue dirigida en su estreno mundial por Horst Neumann.

El ensamble musical invitado*

El Quinteto de Alientos de la Ciudad de México es uno de los grupos de cámara más renombrados en México. Sus cuatro discos compactos Nueva Música MexicanaSalsa para vientosVisiones Panamericanas y Sueños para una América son un ejemplo de la dedicación del grupo a la promoción y difusión de la música mexicana. La consistente labor del Quinteto fue reconocida por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes con seis becas otorgadas entre 2004 y 2012 para encargar, interpretar y grabar quintetos de aliento de los principales compositores mexicanos y latinoamericanos. También, en 1999, recibieron una beca del Fideicomiso México/USA para comisionar obras de compositores mexicanos y norteamericanos. Desde 2013 tiene apoyo del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes de México como parte del proyecto, México en Escena, para impartir cursos, seminarios, proyectos de investigación musical, realizar grabaciones, así como giras de concierto alrededor del mundo.

* Contamos con la participación del Quinteto gracias al apoyo de FONCA | CONALCULTA.

Sinfonía India (n.°2)

Compositor: Carlos Chávez (1899-1978)

Folclor mexicano reinventado con matices vanguardistas

Carlos Antonio de Padua Chávez y Ramírez fue un compositor, director de orquesta, profesor y periodista mexicano, nacido el 13 de junio de 1899, en México, D.F. Autodidacta, Chávez empezó a escribir música a edad temprana, y a los dieciséis años contaba ya con una sinfonía. Sus primeras composiciones maduras se encuadran dentro de la estética nacionalista vigente en México en la primera mitad del siglo XX. Acorde con ella, el músico buscaba su inspiración en temas históricos y legendarios, reinventando, no reproduciendo, su folclor. El contacto con la vanguardia europea, a raíz de un viaje al Viejo Continente, efectuado en 1922, le llevó a adoptar un lenguaje armónico y rítmico más avanzado, inspirado en Igor Stravinski, aunque sin que perdiera nunca sus raíces. Reputado director de orquesta, se le debe la fundación de la Orquesta Sinfónica de México, a la que dirigió entre 1928 y 1949. Su catálogo incluye los ballets Los cuatro soles y Antígona, siete sinfonías, entre las que destaca la Sinfonía India, además de un Concierto para piano y orquesta.

Una sinfonía sintetizada en un solo movimiento

La Sinfonía India es la obra más conocida y ejecutada de Carlos Chávez. Consta de un solo movimiento. Esta obra muestra variadas referencias musicales del indigenismo, así como, elementos modernos primitivistas y del neoclásico de carácter exótico, al estilo de Bartók y Stravinsky. Su interpretación requiere de una gran variedad de instrumentos autóctonos. Por ejemplo, en la percusión, el timbal indio (timbal yaqui), cascabel de arcilla, calabaza, dos teponaztlis (tambores medianos con doble parche de cuero) y un tlapanhuéhuetl (timbal cilíndrico vertical). Asimismo, son de carácter indigenista el ritmo constante en métrica irregular y algunas melodías pentatónicas. La estructura de la Sinfonía India es de una sinfonía clásica condensada en tres movimientos: Allegro– Lento– Allegro/Coda. La coda final con su tema que se repite de manera insistente y prolongada en el tiempo, es otro de los inconfundibles elementos indigenistas de Carlos Chávez.

MÚSICOS
Violín I Erasmo Solerti
Adriana Cordero
Cristian Cruz
Caterina Tellini
Mariana Salas
Rulamán Vargas
Nancy Alvarado
Brenda Zamora
Violín II Azeneth Loáisiga
Andrei Valerín
Sandra Ramírez
Carlos Vargas
Luissana Padilla
Fabricio Ramírez
Violas Jeffrey Chavarría
Samuel Ramírez
Elisa Hernández
Jafeth Quesada
Mario Sequeira
Priscilla Montalván
Violoncellos Cristian Guandique
Beatriz Meléndez
Blanca Guandique
Gabriel Solano
Thiago Máximo
Contrabajos José Pablo Solís
Alberto Moreno
José Saavedra
Pedro García
Arpa Georgina Hidalgo
Piano/Clave Leonardo Gell
Flauta Mario Velasco
Enmanuel La Fuente
Oboe Roslyn Cerdas
Raquel Arguedas
Clarinete Requinto Sergio Delgado
Clarinete Sib 1 Daniel Porras
Clarinete Sib 2 Krissia Jiménez
Clarinete Bajo José Pablo Cruz Artavia
Fagotes Brenda Bourillon
Bryan Valderrama
Cornos Susana Jiménez
Esteban Murillo
Trompeta 1 Jose Manuel Loría Brenes
Trompeta 2 Jesús Campos
Trombón Luis Lizano
Marisel Torres
Tuba Andrés Porras
Percusión Josué Jiménez
Allan Vega
Andrés Barboza
Juan Manuel López
José María Piedra