El 14 de noviembre de 1900, en Brooklyn, Nueva York, nació el compositor estadounidense Aaron Copland. De origen ruso-judío, su obra se vio influenciada por la corriente impresionista francesa, pero, en especial, por la propuesta estética de Igor Stravinski. Después de experimentar con ritmos de jazz en obras como Music for the Theatre (1925) y el Concierto para piano (1927), se inclina hacia un estilo más austero y disonante.

Obras de concierto como las Variaciones para piano y Statements constan de ritmos nerviosos e irregulares, melodías esquinadas y armonías en extremo disonantes. En Retrato de Lincoln para orquesta y narrador, y en los ballets Billy The Kid, Rodeo y Primavera en los Apalaches, utiliza melodías del folclor, estilos y ritmos que captan la esencia de los primeros habitantes de su país. Su obra para cine incluye La fuerza bruta, de Lewis Milestone; Sinfonía de la vida, de Sam Wood; y La heredera, de William Wyler, que ganó un Oscar. Aaron Copland, quien falleció el 2 de diciembre de 1990, en Nueva York, fue profesor del Berkshire Music Center y siempre luchó con denuedo por promover la música de compositores contemporáneos.